Beneficios fiscales de vivir en Andorra

Fiscalidad en Andorra

El Principado de Andorra se ha convertido en un país de moda para vivir gracias al gran atractivo cultural, económico, sanitario y fiscal que ofrece. Últimamente, el traslado de residencia a Andorra se ha convertido en un tema de actualidad debido a que muchos youtubers han decidido venir a trabajar y a vivir en Andorra, ya que su trabajo les permite vivir y trabajar desde cualquier país del mundo. Además de este colectivo, muchos son los artistas, deportistas o empresarios que se plantean trasladar su residencia fiscal y venir a vivir a Andorra para desarrollar sus profesiones desde aquí y poder aprovecharse de las ventajas que ofrece el Principado. Para un empresario es fácil llevar a cabo dicho cambio mediante el mecanismo existente en Andorra sobre la inversión extranjera, que permite trasladar la residencia legal y fiscal para desarrollar una actividad profesional.

Debemos tener en cuenta que, para vivir legalmente en Andorra, se debe instar el trámite de obtención de la residencia legal ante el departamento de inmigración y solicitar el permiso de residencia que más se adapte a las características personales y/o profesionales de cada uno. Se debe tener en cuenta que existen varios requisitos para vivir en Andorra, en función del permiso de residencia que se solicita. Los más comunes podrían ser los siguientes:

 

  1. Permiso de residencia por cuenta propia: Se trata del permiso de residencia que escogen todos los empresarios que vienen a desarrollar su actividad profesional y a vivir en el Principado de Andorra des de el extranjero mediante la inversión extranjera. Se debe solicitar la correspondiente solicitud a inmigración y realizar un deposito remunerada en la Autoridad Financiera de Andorra (en adelante, AFA) de 15.000 euros.
  2. Permiso de residencia por cuenta ajena: Este permiso de residencia lo utilizan las personas que vienen a vivir y trabajar a Andorra por cuenta de un tercero. Es decir, todas aquellas personas que no desarrollan una actividad profesional por cuenta propia y quieren vivir y trabajar en el principado solicitan dicha residencia.
  3. Permiso de residencia pasiva: Dicho permiso de residencia lo escogen las personas que quieren vivir en Andorra y que disponen de cierto patrimonio para invertir ya que esta tipología de residencia requiere de una inversión en el Principado de Andorra de 400.000 €, 50.000 de los cuales deben ir a un depósito remunerado del AFA (Autoridad Financiera Andorrana). Dicha residencia legal no garantiza la residencia fiscal ya que se deben cumplir con otros requerimientos.

 

Ahora que ya hemos visto lo que se necesita para cumplir con las principales residencias legales que existen en la actualidad, nos gustaría aclarar cuales son los requisitos para ser considerados residentes fiscales en Andorra.

 

  1. Criterio de los 183 días: Se debe permanecer como mínimo 183 días, durante el año natural, en territorio andorrano, aunque no es necesario que sean consecutivos, ya que pueden alternarse. Debemos tener en cuenta que existen normas de delimitación de la residencia para impedir los traslados ficticios y vivir en Andorra, pero no ser residente fiscal.
  2. Criterio del núcleo principal de actividades: Se puede valorar en función de los recursos económicos del contribuyente derivados de los ingresos obtenidos en Andorra deben ser superiores a los obtenidos en aquellos países con los que pueda existir conflicto o por el lugar donde el contribuyente tenga y/o obtenga la mayor parte de su riqueza.
  3. Criterio del núcleo familiar: Se considera como núcleo personal y familiar al cónyuge legalmente no separado e hijos menores de edad dependientes a su cargo.

Como podemos ver, escoger un permiso u otro es difícil ya que se deben analizar las circunstancias personales y/o profesionales de cada persona. Por este motivo, desde Vall Banc queremos ofrecer una atención personalizada 360 grados y nos ofrecemos para analizar las preferencias de cada cliente con el fin de detectar qué tipo de residencia se adapta más a sus necesidades para poder llevar a cabo un cambio de residencia fiscal siguiendo todas las directrices marcadas por la legislación actual, tanto del país de origen como de destino. De este modo, estaremos optimizando su situación patrimonial evitando los posibles riesgos fiscales y regulatorios de venir a vivir a Andorra.

Cabe destacar que vivir en Andorra siendo español, supone unos cambios significativos a nivel tributario, los cuales nos gustaría enumerar a continuación:

 

  • Respecto el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) se pasa de tributar en España a un tipo impositivo progresivo del 19% al 45% en la base general y de un 19% al 26% en la base del ahorro, a un tipo máximo general en Andorra de un 10%.

 

  • Respecto al Impuesto sobre Sociedades (IS) de pasa de una tributación de un 25% sobre los beneficios en España a un 10% como máximo en Andorra. Además, las SICAVs i los vehículos de inversión en Andorra tributan a un 0%, mientras que en España el tipo impositivo de dichos vehículos es de un 1%.

 

  • Respecto el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) se produce un cambio de nomenclatura ya que pasa a llamarse Impuesto General Indirecto (IGI) y pasa de tener un tipo general español del 21% a un tipo general andorrano de un 4,5%.

 

  • Además, se deja de tributar por el Impuesto sobre el Patrimonio (IP) y por Impuesto de Sucesiones y Donaciones (IS), ya que en Andorra no existen estos dos impuestos.

 

Adicionalmente a los beneficios fiscales, el Principado de Andorra es un país seguro para desarrollarse tanto personal como profesionalmente, en plena naturaleza y con un sistema sanitario de calidad que garantiza una cobertura de todos los servicios básicos. Debemos tener en cuenta que vivir en Andorra se ha convertido en uno de los objetivos de los grandes patrimonios financieros. Además, gracias a la educación gratuita también es un país perfecto para formar una familia.

Por todo lo comentado, en Vall Banc, ayudamos a todos nuestros clientes que estén interesados en cambiar su residencia fiscal, analizando su situación personal, profesional y financiera con el fin de cambiar su residencia legal y fiscal para optimizar su situación patrimonial con la colaboración de despachos externos que nos ayudan a realizar los trámites administrativos pertinentes.

Categories
Recent posts
Noticias Relacionadas